domingo, 25 de septiembre de 2011

Arranque de felicidad


Cualquier momento puede ser bueno, nosotros somos los que nos cerramos puertas, nosotros somos los que decidimos levantarnos con la cabeza agachada, nosotros somos los que decidimos el llevar una sonrisa cansada en la cara. Se acabó. 
Un domingo de San Mateo, cuando la gente solo bebe y si se puede llevar a una esquina a alguien, mejor que mejor. Una mirada acompañada con una sonrisa, junto con un golpe de codo a tus compañeras, hace ver que se acabó, que llegó el momento de pasar página, de preparar nuevos proyectos, de soñar nuevos futuros, de cenar acompañado, por no hablar de dormir, desayunar, comer y un largo etcétera más.
Una semana de sonrisas, de levantar e imaginar cosas imposibles " Amor, ¿te imaginas una tortuga o un caballito de mar  invadiendo el mundo?".
Como desees.

P.D: Porque por fin encontré a la persona con la que ver una lavadora, estrenar una casa, y poner en marcha un horno.

lunes, 12 de septiembre de 2011

En los mismos tonos de normal.



Es algo así como cuando te quitan uno de tus juguetes. Los reclamas diciéndole "eres mío y no quiero que te coja ningún otro niño aunque te deje de lado por ser el que menos funciones tienes entre todos los juguetes que mi mamá me compró". Sería algo parecido a cuando Andy deja a Woody por Buzz Lightyear.

"¿Me la das y me la quitas? ¡Si la quieres de verdad juega y demuéstramelo!"

Cansada de que el si y el no vayan juntos