miércoles, 6 de octubre de 2010

Como cuando Clark Kent lleva a Lois en brazos

Lo peor de cuando sientes interés por algo, o por alguien es el miedo al rechazo, al aburrimiento, al querer no correspondido, al quedarte solo, al no sentirte querido, a que un día sus besos no se renueven, a su olor impregnado en la ropa, sabanas, y almohada, en tus ojos, en ti, en tu boca, cuando ella haya decidido hacer las maletas. Que su sonrisa nunca mas vuelva a aparecer por ningún lugar de tu memoria.
Y puedo jurar, al igual que otras habrán podido comprobar, cuando hayan estado a tan solo un milímetro de la suya, que es realmente preciosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario